Can Benet Vives cuenta con un jardín propio de de 9.000 m² con varias terrazas y miradores al valle y al mar, ideal para realizar actividades al aire libre como yoga, tai chi, paneuritmia y demás. La finca tiene un bosque de ocho hectáreas, atravesado por senderos encantadores que recorren las fuentes y la arboleda de castaños, robles, encinas, madroños y pinos.
Exteriores can benet vives

Exteriores Can Benet Vives

En los exteriores de Can Benet Vives, además del jardín, encontrarás instalaciones deportivas, campos de basket y de tenis, mesas de ping-pong y una piscina al aire libre de 40 metros de largo, nutrida con agua natural.También descubrirás una sauna para grupos de hasta 15 personas